Show simple item record

dc.contributor.authorTapia Granados, José Aes_ES
dc.date.accessioned2015-08-25T14:54:37Z
dc.date.available2015-08-25T14:54:37Z
dc.date.issued1998es_ES
dc.identifier.citationTapia Granados, José A (1998) La reducción del tráfico de automóviles: una política urgente de promoción de la salud. Rev Panam Salud Publica;3(3) -,mar. 1998. Retrieved from http://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1020-49891998000300001&lng=pt&nrm=isoes_ES
dc.identifier.urihttp://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1020-49891998000300001&lng=pt&nrm=isoes_ES
dc.identifier.urihttps://iris.paho.org/handle/10665.2/8995
dc.format.extentiluses_ES
dc.format.extenttabes_ES
dc.relation.ispartofseriesRev Panam Salud Publica;3(3),mar. 1998es_ES
dc.subjectAutomóveises_ES
dc.subjectEmissões de Veículospt_BR
dc.subjectPoluição do Arpt_BR
dc.subjectEfeito Estufaes_ES
dc.subjectTransporteses_ES
dc.subjectCidadeses_ES
dc.subjectPromoção da Saúdept_BR
dc.subjectPolítica de Saúdept_BR
dc.titleLa reducción del tráfico de automóviles: una política urgente de promoción de la saludes_ES
dc.title.alternativeA reduction in automobile traffic: an urgent health promotion policyes_ES
dc.typeJournal articlesen_US
dc.rights.holderPan American Health Organizationen_US
dc.description.notesEn las últimas décadas, las lesiones de tráfico se han convertido en una de las primeras causas de muerte y discapacidad en todo el mundo. En las zonas urbanas la congestión, el ruido y las emisiones de los motores de los vehículos causan molestias subjetivas y efectos patológicos detectables. Más de mil millones de personas están expuestas a niveles de contaminación atmosférica nocivos. Por su motor de combustión que genera dióxido de carbono (CO2), el automóvil es una de las fuentes principales de gases inductores del efecto invernadero. Este efecto ha generado ya un incremento de la temperatura media atmosférica y se estima que producirá en los próximos decenios alteraciones climáticas significativas de consecuencias inciertas, pero muy probablemente nocivas y posiblemente catastróficas. Independientemente del efecto invernadero, el crecimiento constante del parque automovilístico, del tráfico y de la infraestructura viaria urbana y rural es hoy una de las causas principales de la degradación del ambiente. El desarrollo urbano, casi siempre "planificado" en función del tráfico y no de las personas, hace que empeore significativamente la calidad de la vida, a la vez que fractura el tejido social. Frente al automóvil privado, el transporte público o en bicicleta y el desplazamiento a pie contribuyen a reducir la contaminación, la congestión y el volumen de tráfico, así como la morbilidad y mortalidad por lesiones y por enfermedades relacionadas con la contaminación. El transporte no automovilístico promueve también la actividad física - con un efecto de mejora general de la salud - y contribuye a aminorar el efecto invernadero. La reducción del volumen de tráfico y el impulso de métodos alternativos de transporte son así una política integral de promoción de la salud que ha de incorporarse en el movimiento de ciudades saludables, así como en las políticas de transporte y en la política económica en generales_ES


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record