Show simple item record

dc.contributor.authorCamargos, Pauloes_ES
dc.contributor.authorRibeiro, Yaraes_ES
dc.contributor.authorTeixeira, Artures_ES
dc.contributor.authorMenezes, Lucianaes_ES
dc.date.accessioned2015-08-25T14:52:21Z
dc.date.available2015-08-25T14:52:21Z
dc.date.issued2006es_ES
dc.identifier.citationCamargos, Paulo,Ribeiro, Yara,Teixeira, Artur,Menezes, Luciana (2006) Tuberculin skin reactivity after neonatal BCG vaccination in preterm infants in Minas Gerais, Brazil, 2001-2002. Rev Panam Salud Publica;19(6) 403-407,jun. 2006. Retrieved from http://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1020-49892006000600006es_ES
dc.identifier.urihttp://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1020-49892006000600006es_ES
dc.identifier.urihttps://iris.paho.org/handle/10665.2/7959
dc.format.extenttabes_ES
dc.relation.ispartofseriesRev Panam Salud Publica;19(6),jun. 2006es_ES
dc.subjectVacina BCGpt_BR
dc.subjectPrematuroes_ES
dc.subjectTeste Tuberculínicoes_ES
dc.subjectBrasilpt_BR
dc.subjectEstudos de Coortespt_BR
dc.titleTuberculin skin reactivity after neonatal BCG vaccination in preterm infants in Minas Gerais, Brazil, 2001-2002es_ES
dc.typeJournal articlesen_US
dc.rights.holderPan American Health Organizationen_US
dc.description.notesOBJETIVOS: Se desconoce la eficacia de la vacunación con Bacilo de Calmette-Guérin (BCG) en neonatos prematuros, y los datos que existen acerca de la proporción de casos de conversión tuberculínica en este grupo de edad son pocos y cuestionables. En este estudio se evaluó la respuesta a la prueba de tuberculina de neonatos prematuros tras la vacunación con BCG.MÉTODOS: Este estudio de cohorte aleatorizado se llevó a cabo en el Departamento de Neonatología del Hospital Universitario de la Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil, en 2001 y 2002. Se administró la vacuna BCG en el momento de nacer a 65 lactantes nacidos a término (grupo testigo) y a 40 neonatos prematuros. Todos los niños recibieron 5 unidades tuberculínicas de derivado proteínico purificado (PPD) alrededor de 3 meses después de la vacunación.RESULTADOS: La típica cicatriz que deja la BCG se verificó en 96,9% del grupo testigo y en 90,0% de los neonatos prematuros (P = 0,19). Induraciones de 5 mm de diámetro se documentaron en 87,7% de los neonatos nacidos a término y en 67,5% de los nacidos prematuramente (P = 0,02). Induraciones de 10 mm se documentaron en 70,8% de los neonatos nacidos a término y en 42,5% de los prematuros (P = 0,007). En el caso de induraciones de 5 mm, los límites inferior y superior del intervalo de 95% de la diferencia entre proporciones fueron 8,5% y 31,8%, y en el caso de induraciones de 10 mm, estos límites fueron 18,0% y 38,4%. No se observaron reacciones adversas en la población estudiada.CONCLUSIÓN: La vacunación con BCG se podría recomendar para neonatos prematuros al darles de alta de la unidad de cuidados neonatales, con la finalidad de reducir la morbilidad y mortalidad de los que están en riesgo de contraer una infección tuberculosa y de aumentar las tasas de cobertura de la vacunación con BCG, sobre todo en países con una alta prevalencia de tuberculosis.(AU)es_ES


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record