Show simple item record

dc.date.accessioned2015-08-24T22:23:33Z
dc.date.available2015-08-24T22:23:33Z
dc.date.issued2015
dc.identifier.isbn978-92-75-31860-7
dc.identifier.urihttps://iris.paho.org/handle/10665.2/7707
dc.description.abstract[Antecedentes]: En el 2007, la Organización Mundial de la Salud (OMS), en colaboración con socios a nivel mundial, lanzó una iniciativa mundial para la eliminación de la sífilis congénita como pro¬blema de salud pública. La sífilis congénita ocurre cuando una mujer embarazada e infectada por la sífilis transmite la infección al feto durante el embarazo o el parto; esto también se conoce como transmisión de madre a hijo (TMH). La sífilis congénita puede causar la muerte fetal o neonatal, bajo peso al nacer o partos prematuros, así como trastornos en los recién nacidos que sobreviven, tales como sordera, ceguera, otros daños neurológicos y deformidades óseas. Se puede prevenir mediante la detección y el tratamiento de la infec¬ción materna con penicilina parenteral. Esta iniciativa se basa en cuatro pilares: 1) garantizar la sos¬tenibilidad del compromiso político y el apoyo a los esfuerzos de eliminación de la sífilis congénita; 2) incrementar el acceso y la calidad de los servicios de salud de la madre y el recién nacido; 3) realizar pruebas de diagnóstico a todas las em¬barazadas y tratar oportunamente a aquellas con un resul¬tado positivo; y 4) contar con procedimientos adecuados en materia de vigilancia, seguimiento y evaluación–idealmente integrados o desarrollados con base en los sistemas de salud y de información sanitaria existentes. A pesar de que los pro¬gramas de atención prenatal fuertes pueden detectar y tratar casos individuales de sífilis congénita, esta no podrá elimi-narse sin abordar su prevalencia entre todas las mujeres en edad reproductiva de la comunidad. Por lo tanto, la respuesta más eficaz de los países para reducir la transmisión sexual de la sífilis dentro de la comunidad es la identificación rápida y el tratamiento de las infecciones tempranas además de la detec¬ción y el tratamiento de todas las parejas sexuales. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y sus Estados Miembros iniciaron sus esfuerzos de prevención de la sífilis con¬génita más de una década antes del lanzamiento de la iniciativa mundial de la OMS. Con esta larga experiencia, la Región de las Américas ha contribuido a guiar el esfuerzo mundial mediante el desarrollo y la ejecución temprana de planes de acción y directrices, entre las que se encuentran la adopción de defini¬ciones de caso estandarizadas, objetivos programáticos prácticos y medición de resultados. Recientemente, la OPS ha ayudado a vincular los esfuerzos para la elimina¬ción de la sífilis congénita con los esfuerzos de eliminación del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) perinatal y ha encabezado el desarrollo de estándares de validación de la eliminación de la transmisión maternoinfantil (TMI) del VIH y de la sífilis congénita.es_ES
dc.language.isoeses_ES
dc.publisherPAHOes_ES
dc.subjectSífilis Congénitaes_ES
dc.subjectPolíticas Públicas de Saludes_ES
dc.subjectSyphilises_ES
dc.titleOrientación para el diagnóstico de la sífilis en América Latina y el Caribe: cómo mejorar la adopción, interpretación y calidad del diagnóstico en diferentes entornos clínicoses_ES
dc.title.alternativeGuidance on Syphilis Testing in Latin America and the Caribbean: Improving Uptake, Interpretation, and Quality of Testing in Different Clinical Settingsen_US
dc.typePublicationsen_US
dc.rights.holderPan American Health Organizationen_US
dc.contributor.corporatenameOrganización Panamericana de la Saludes_ES
paho.publisher.countryUnited Stateses_ES
paho.publisher.cityWashington, D.Ces_ES
paho.source.centercodeUS1.1es_ES
paho.subjectCat 1. Communicable Diseaseses_ES


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record