Show simple item record

dc.contributor.authorAnones
dc.date.accessioned2015-08-25T14:53:20Z
dc.date.available2015-08-25T14:53:20Z
dc.date.issued2003es
dc.identifier.citationAnon (2003) World health assembly to consider global treaty on tobacco control. Rev Panam Salud Publica;13(4) 271-272,apr. 2003. Retrieved from http://www.scielosp.org/pdf/rpsp/v13n4/a11v13n4.pdfes
dc.identifier.urihttp://www.scielosp.org/pdf/rpsp/v13n4/a11v13n4.pdfes
dc.identifier.urihttp://iris.paho.org/xmlui/handle/123456789/8380
dc.relation.ispartofseriesRev Panam Salud Publica;13(4),apr. 2003es
dc.titleWorld health assembly to consider global treaty on tobacco controles
dc.typeJournal Articlees
dc.description.notesTras su aprobación por 171 Estados Miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 1 de marzo de 2003, un tratado que marca un hito en la historia de la salud pública y que se encamina a controlar el abastecimiento y el consumo de tabaco será presentado ante la Asamblea Mundial de la Salud (AMS), que contemplará su adopción en la reunión que tendrá inicio el 19 de mayo de 2003 en Ginebra, Suiza. La AMS es la máxima autoridad decisoria de la OMS y su principal cometido es determinar las políticas de dicha Organización. El tratado propuesto, que se conoce por Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT), abarca asuntos tales como la gravación del tabaco; la prevención y el tratamiento del hábito de fumar; el comercio ilícito, la publicidad, el patrocinio y la promoción de los producto del tabaco, y la rotulación de los paquetes y cajetillas. Si la Asamblea Mundial de la Salud adopta el CMCT, el tratado se abrirá a la firma de los Estados Miembros de la OMS. Después de que sea ratificado por 40 países, el tratado entrará en vigor en los países que lo hayan aprobado. Aunque desde 1970 ha habido casi 20 resoluciones de la Asamblea Mundial de la Salud encaminadas a apoyar iniciativas para el control del tabaco, la diferencia entre dichas resoluciones y el presente tratado radica en que el cumplimiento de las provisiones de este último tendrá fuerza jurídica para las distintas partes cuando el convenio entre en vigor. Los únicos tres países que se opusieron abiertamente al proyecto de texto aprobado el 1 de marzo de 2003 fueron Alemania, Cuba y Estados Unidos de América. Funcionarios del Gobierno estadounidense han señalado que tratarán de lograr que se enmiende la redacción del texto del tratado en la Asamblea Mundial de la Salud en mayo (AU)es


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record